martes, 25 de marzo de 2014

Consejos para el abono de primavera



Cualquier persona que tenga un jardín o un huerto es fundamental que cuide sus plantas, flores y cultivos de la mejor manera posible. Y eso supone, entre otras cosas, realizar convenientemente las tareas de abono, en las fechas más propicias y con los productos más recomendables.



Para lograr óptimos resultados, se hace, por tanto, imprescindible seguir los consejos de los profesionales:


  • En primavera, se recomienda que las plantas de jardines y las de macetas sean abonadas con el producto que se puede encontrar en el mercado para plantas verdes que es rico en nitrógeno, y que ayudará a que aquellas crezcan.
  • En esta época del año en la que acabamos de entrar, las plantas de jardín deben tratarse con abono una vez al mes mientras que las de macetas cada quince días.
  • El mantillo o compost es uno de los productos de este tipo más frecuentes que se pueden encontrar en cualquier empresa especializada. En concreto, aquel se recomienda emplearlo en las épocas de otoño e invierno, bien espolvoreándolo en lo que serían plantas de jardín o macetas o bien mezclándolo con la tierra cuando se vayan a plantar árboles.
  • Las jardineras y dispositivos similares de interior es importante que además sean objeto de los abonos líquidos desde la primavera hasta el verano. Deberán emplearse en función del tipo de cada planta, un mínimo de una vez a la semana o un máximo de cada veinte días.
 

·         En el caso de los cultivos, lo más recomendable es optar por los abonos de clase orgánica, ya que gracias a ellos se consigue mejorar la tierra y otorgarle los nutrientes que necesita. El tipo de suelo y también el de cultivo serán los que determinen si sedebe utilizar el abono verde, ideal para la siembra de la patata; la harina de hueso; para el fondo del huerto; o la turba, que sirve para todos los cultivos. 

      Un buen abonado una vez al año en invierno sería suficiente. Más información en nuestra web.